Ejercicio de abstracción

Las crónicas sobre artes visuales de Alejo Carpentier.

Conferencia impartida por el profesor Helmo Hernández, Director de la Fundación Ludwig de Cuba.

Por Gisselle Cardevilla. Diplomante de Periodismo Digital.

¿El pretexto? Lanzar provocaciones o interrogantes que incitaran a la reflexión. ¿El resultado? Cerca de dos horas de apasionante lectura, encuentro y desencuentros con parte de la obra del singular Alejo Carpentier. ¿El protagonista? Un intelectual cubano, amante del barroco carpenteriano pero capaz de mantener cautivo a un auditorium sin hacer uso de las complejas estrategias discursivas que tanto admira del maestro.

Y es que en efecto, la nota de Carpentier en el trabajo periodístico es altisonante: como pocos imprimió en su obra y sus temáticas la avidez por el enriquecimiento fundacional del hombre americano. Las crónicas sobre artes visuales de Alejo Carpentier, tema propuesto para el encuentro, fue solo un lev motivev para el profesor Helmo Hernández. Historiador del arte de formación, su larga trayectoria como investigador y ensayista y sus vínculos estrechos con las artes escénicas hacen de él un hombre de amplio espectro. Actual presidente de la Fundación Ludwing de Cuba, organización promotora de valores y culturales nacionales y sus raíces, hacen de él un excelente orador para develar mensajes en las crónicas carpenterianas.

Tener abierto el diapasón fue la principal solicitud que hizo al comienzo de su conferencia el profesor, pues ¨en Alejo a veces una crónica aparentemente de pintura es sólo un pretexto para hablar de algún tema más importante¨. Y es que la preocupación medular que intentó aliviar Carpentier, tanto en su trabajo periodístico como literario, fue la instrucción y formación de la conciencia del ciudadano americano; y aunque a criterio del propio profesor Helmo, Carpentier enaltecía la superioridad moral del hombre que dedicaba su vida a la creación artística, también instaba con sus crónicas a integrar a sus lectores a este selecto grupo, a enriquecer su acervo cultural y general.

Los temas escogidos para este ejercicio incluyen desde las manifestaciones artísticas puras como la pintura, la escultura, la arquitectura la fotografía y la artesanía, hasta aquellas acciones o procesos relacionados con la actividad creadora como las reproducciones, el coleccionismo y el mercado. No pocas de las crónicas sobre artes visuales publicadas por Carpentier en el Nacional de Venezuela (1951-1959) se vincularon con el coleccionismo y el coleccionista, no solo como vía para revalorizar sus verdaderos exponentes artísticos sino también cívicos.

La idea de necesaria correspondencia hombre -contexto era recurrente en Carpentier y su obra. El tiempo como categoría se erigía como hilo conductor de gran parte de sus trabajos y la crónica es un género deliciosamente marcado por la temporalidad y la historia, otra de las eternas presencias en Carpentier.

Su barroco hacía de la lectura de sus crónicas un desandar acucioso: La lectura del profesor Helmo nos remitió al enrevesado mundo que el gran escritor exponía a sus lectores como desafío a sus competencias y habilidades. ¨No hay nada aparentemente banal, no hay nada que no esté orientado a despertar los valores cívicos del interlocutor¨ afirmaba Helmo Hernández en su presentación.

Un mérito extraordinario de la conferencia fue la acertada selección de los fragmentos de lectura, que pusieron de relieve la capacidad de síntesis carpenteriana, pese a su profusa norma léxica y sintáctica, pero también comprobaron el profundo dominio del conferencista de las obras y del espacio artístico en que fueron concebidas.

El surrealismo fue uno de los protagonistas indiscutibles de la tarde, no por ser objeto de atención en la creación de Carpentier únicamente, sino por ser, dicho en las propias palabras del escritor, el gran aporte a las artes del siglo XX. El surrealismo fue un movimiento que colonizó el escenario internacional como corriente artística de la época. Carpentier mantuvo una estrecha relación de amistad con los principales exponentes de esta corriente, lo cual desencadenó una atención singular por los postulados surrealistas. La apropiación estética que hizo Carpentier de la corriente, le valió la definición del elemento más singular de su obra: lo real maravilloso, como armónica combinación del surrealismo artístico y la reivindicación del humanismo y las raíces americanas.

El diálogo con el profesor Helmo constituyó un espacio importante para reivindicar la figura de Carpentier, quien, según sus palabras, ha quedado relegado, desplazado históricamente.

¨En las relecturas de sus crónicas he quedado con muchas interrogantes¨ confesó Hernández. Muchos de los presentes experimentaron idéntica sensación, pero también florecieron nuevas inquietudes y apetencias por recorrer las páginas escritas por el maestro, por afrontar el duelo seguro con su palabra compleja, pero sin lugar a dudas, siempre vívida, plástica, reveladora.

Temas relacionados :
Definición de surrealismo de Carpentier

Fragmentos de la conferencia en audio</p>

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conferencias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s