Una soñadora con los pies en la tierra

Entrevista a Belkis Pérez Cruz

Por Mayra García . Diplomante P. Digital

Se le ve siempre dispuesta, de aquí para allá con una energía que hace desfallecer hasta los más jóvenes que ella. El tiempo de experiencia la ha dotado de las mañas de la profesión, pero como buena en lo que hace, no deja que los contextos actuales le sorprendan y menos en términos de nuevas tecnologías. Los medios nacionales no conformaron necesariamente un entorno para su superación, prefirió su natal Pinar del Río, donde está hace 20 años y donde pretende terminar sus días.

Belkys Pérez Cruz no pierde un instante, tiene las ganas y los sueños de hacer un periodismo elocuente y sobre todo cubano, con la seguridad de que su mejor trabajo está todavía por realizar. Lo mismo se le ha visto reportando tras el paso de un huracán en la tierra occidental, que en la cobertura de los recientes sucesos acaecidos en la República Bolivariana de Venezuela, desde donde nos concedió la presente entrevista.

La intencionalidad de Belkys

Graduada de Licenciatura en Filosofía en la Universidad de La Habana en el año 1990, comenzó a trabajar como reportera en la Emisora provincial Radio Guamá para luego formar parte del equipo de Tele Pinar, donde pertenece en la actualidad. Con más de dos décadas de labor ininterrumpida y tres misiones internacionalistas, accedió por vía email, a responde algunas de nuestras preguntas.

¿Qué valor le otorgas a la práctica y a la academia a la hora de enfrentar el ejercicio del periodismo en Cuba?

Mi academia no fue en el periodismo, pero puedo decirte que mis estudios de Filosofía me sirvieron mucho para dedicarme esta profesión. En esa carrera te enseñan sobre todo a pensar y eso es importante para un reportero. Los estudios de la especialidad vinieron después con cursos, talleres, diplomados, maestrías y actualmente con el doctorado.

¿Cuál ha sido el momento más difícil en sus años de periodista? ¿Cuál el más gratificante?

El peor momento estar en Venezuela en el 2002 y no poder dar cobertura al Golpe de Estado al presidente Chávez desde el primer momento, por razones de seguridad. Es algo que no olvidaré. El más gratificante, la cobertura del paso de los huracanes por Pinar del Río y las elecciones presidenciales del 2006 en Venezuela. Ambas me permitieron trabajar a gusto, arriesgarme, ponerme a prueba como periodista y como persona.

¿Cómo asume usted la profesión del periodismo a la hora de concebir sus trabajos?

La asumo sobre todo con responsabilidad. Siempre trato de concebir los trabajos de manera que todos puedan entender lo que quiero transmitir, me pongo en el lugar del televidente, pienso el trabajo desde la imagen. Todo lo que hago tiene una intencionalidad.

¿Qué tipo de géneros le gusta emplear más?

Me gusta la información porque tiene la virtud de informar y a la vez profundizar. También el reportaje porque aún puedo profundizar más, aportar análisis, ser más creativa, utilizar los recursos del medio para conformar una entrega de calidad.

¿Cuál ha sido el mejor trabajo a su criterio que ha realizado, y cuál el peor?

 Creo que el mejor trabajo no lo he realizado todavía. El peor de todos,  la cobertura de una reunión que no aporta nada.

“Terminaré mis días en un medio provincial”

¿Considera usted, que en provincia se hace un periodismo diferente al realizado en la capital?

Solo una vez he hecho periodismo en la capital, fue durante un entrenamiento que pasamos los corresponsales del Sistema Informativo en la redacción nacional. En mi caso no puedo decir que propiamente en el trabajo haya diferencias, porque como corresponsal nacional tengo la responsabilidad de convertir lo local en nacional y eso hago casi todos los días aunque me cuesta trabajo. Yo diría que si hay alguna diferencia es que allá se trabaja con menos presión.

¿Considera que para realizarse profesionalmente un periodista necesite laborar en medios nacionales?

No lo creo. Desde un medio provincial también puedes lograr tus metas, tus propósitos, yo creo que la clave está en ser profesional y asumir el periodismo con una alta responsabilidad social.

¿Qué ventajas y desventajas posee hacer periodismo en provincia?

No creo que sea la más indicada para responder a esta pregunta. He hecho mi trabajo en una provincia desde hace 20 años y allí terminaré mis días. Ventajas y desventajas pueden haber en cualquier sitio, pienso que de lo que se trata es de imponerse metas, de capacitarse constantemente, de minimizar las desventajas, que, en mi caso están dadas por el hecho de que en un noticiero de 27 minutos como puede ser el Noticiero Estelar se publica poco y si lo que se cubre en la capital es importante, puedes quedar fuera de ese espacio, aunque no de los demás. Prefiero prepararme, trabajar con dedicación y que otros se encarguen de decidir qué se publica o no. Yo podría añadir además que estar en provincia no me ha impedido salir por tres veces a cumplir misión internacionalista y en una ocasión a la cobertura de un evento internacional como el XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

 

Periodismo digital… importante en estos tiempos

¿Cómo integra en su trabajo las nuevas tecnologías?

Siempre me atrajo el tema, leo todo lo que puedo y asisto a conferencias impartidas por personas que conocen. Pasé cursos de página web, desde hace cinco años tengo mi blog, escribo para la web de mi canal, aunque eso me lleve más tiempo y trabajo. Asimismo domino las nuevas tecnologías en el campo de la edición para televisión porque si no lo haces no sabrás todas las posibilidades que te ofrece el medio.

¿Cómo valora la función del periodismo digital?

Lo respeto. Creo que su función es importante en estos tiempos, cuando crece el número de personas que tienen acceso a Internet y cada vez más el mundo va pasando a emplear las nuevas tecnologías. Puedes lograr que millones de personas a la vez y en cualquier lugar, lean tus trabajos o vean tus reportajes, sin que precisamente estén sentados frente a la pantalla de un televisor. Le concedo gran valor y de hecho me inserto habitualmente.

¿Ejerce y conoce las características del periodismo digital? ¿Cómo lo percibe en Cuba?

Intento hacerlo, lo que conozco es porque lo he buscado, estudiado personalmente. Creo que en Cuba comienza a verse con otros ojos y poco a poco los periodistas aprenden a escribir para la web, aunque no se trata solo de eso, sino de saber explotar todas sus posibilidades. Pienso que la enseñanza de estos temas tiene que ser constante para todos.

¿Cree que deba existir una redacción digital y una tradicional, o ambas deben estar complementadas?

Creo que el periodista debe ser completo, tiene que saber escribir y eso es lo más importante. Nuestros medios han tenido que adaptar sus rutinas productivas y pienso que hay que modificar también las ideologías profesionales. El periodista es uno solo, el mismo que hace su cobertura para un medio y para el otro, porque es un reto y lo obliga a  pensar diferente, para la web, esa misma noticia que antes redactó para el periódico, la radio o la televisión.

¿Se integra en las redes sociales, en cuáles, qué valor le otorga para la difusión de la realidad cubana?

Me integro a Facebook y Twitter. Tienen un gran valor para difundir la realidad cubana, aunque muchas veces se olvida esa opción. Las personas buscan más actualmente encontrarse, comentar sobre su vida y pienso que todos estamos llamados a difundir más la realidad de Cuba a través de las redes sociales, porque son una vía oportuna para hacerlo.

El reto del periodista cubano

¿Cuáles son los principales obstáculos que atraviesa un periodista cubano a lo largo de su vida profesional?

Hay obstáculos de todo tipo que van desde la falta de recursos para trabajar hasta la falta de neuronas de algunos dirigentes del sector. Sobre todo en el sistema de prensa cubano te encuentras con directivos que provienen de una profesión técnica, que no estudian después ni se dedican a capacitarse para enfrentar el trabajo de la prensa. Eso en ocasiones interfiere la labor, porque no tienen la visión necesaria para saber dónde está la información y qué prioridad hay que darle. En el caso de la televisión uno se encuentra personas que ingresan al medio para un cargo y jamás tomaron un libro en sus manos para aprender de televisión, y este es un sector complejo porque además de trabajar con periodistas se está en contacto directo con artistas (camarógrafos, editores) que fueron formados en el medio. También un periodista cubano se enfrenta al dilema eterno del contacto con las fuentes que muchas veces, alegando miles de razones, se niegan a dar información. En mi caso particular si pongo en una balanza todos los obstáculos te digo que han pesado más los materiales que el resto.

¿Cuál es el principal reto de un periodista en el sistema de prensa cubano actual y su relación con el sistema social?

Ser oportuno y veraz. Lograr que lo que quieres transmitir llegue a las personas con naturalidad, claridad, profundización y contextualización.

¿Cuáles son las principales virtudes y defectos del sistema de prensa cubano?

Entre las virtudes señalo la organización, capacitación aunque no siempre aprovechada, la defensa de nuestro proyecto social. Entre los defectos, el exceso de notas oficiales que limita la labor del reportero, los muchos caminos que toma en su implementación la política informativa, poca investigación y contextualización en los trabajos y la escasa preparación de periodistas en temas relacionados con las nuevas tecnologías.

Dada su experiencia en misiones internacionalistas ¿Cómo pudiera valorar el sistema de prensa cubano, en relación con el de otros países?

Cuando estás en otro país uno se da cuenta que lo que tantas veces criticas en Cuba, se añora. Es verdad que tenemos fallas, que se necesita más preparación, organizar mejor las redacciones, pero cuando sales compruebas como me ha pasado a mi, que las coberturas que se hacen muchas veces son coyunturales, que no se profundizan los temas, que no hay seguimiento, que se apela a la llamada objetividad para no asumir partido. Por otro lado te quedas con la boca abierta viendo la tecnología de que disponen y sin embargo, no logran llevar el mensaje con intencionalidad. En el caso específico de Venezuela el propio Presidente Hugo Chávez lo ha señalado varias veces, hay una falla estructural en lo comunicativo, pues no se informa de los avances, de los logros de la Revolución Bolivariana.

¿Cómo pudiera usted cualificar a un periodista cubano?

Yo diría que es un soñador con los pies en la tierra. Quisiera mejores condiciones para trabajar, pero hace lo que sabe y trata de hacerlo siempre de una manera decorosa.

 

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s