De España bajo las bombas a La Consagración de la primavera

Conferencia de Leonardo Padura en el Ciclo Grandes Periodistas: Alejo Carpentier.

Por : Daimy Díaz Breijo. Diplomante Periodismo Digital.

Entre septiembre y octubre de 1937 la revista Carteles publicó -en cuatro entregas- la serie de reportajes “España bajo las bombas” de Alejo Carpentier. La experiencia vital e ideológica que los motivaba -una estancia de veinte días en la España víctima de la Guerra Civil-, sería la misma que, cuarenta años más tarde, Carpentier utilizaría para escribir los episodios españoles de los primeros catorce capítulos de la novela “La Consagración de la primavera” (1978).

El trasvase de conceptos e informaciones constata la persistencia de la relación entre periodismo y literatura en la obra carpenteriana. Como parte del ciclo de conferencias organizadas por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí (IPJM), el ensayista, narrador y periodista Leonardo Padura analizó las relaciones textuales, referenciales y conceptuales -ideológicas, políticas e informativas- de la literatura creativa y el periodismo de Alejo Carpentier en la conferencia “De España bajo las bombas a La Consagración de la primavera”.

La concomitancia temporal, los préstamos temáticos, teóricos y filosóficos que abundan entre la escritura periodística, ensayística y de ficción de Alejo Carpentier enlazan la faceta literaria y periodística del autor. Tanto en la serie de reportajes como en la novela Carpentier recrea, con memoria fotográfica, escenas de la guerra civil a través de un realismo ortodoxo e historicista.

Según Padura: “La dignidad lingüística, la profundidad analítica, el empleo de recursos y giros retóricos tomados de la literatura, la utilización muchas veces -más narrativa que periodística- del narrador del relato, la capacidad de recuperación de los elementos de la realidad vivida o leída, de los aspectos descubiertos en el arte o rescatados de la memoria y su conversión en temas de actualidad periodística; y la cada vez más sedimentada cultura, le permiten al autor escapar de la simplicidad informativa o valorativa para pasearse por las aguas profundas de las más diversas asociaciones culturales e históricas y hacen de su periodismo, formal y conceptualmente, una expresión literaria, gracias a la cual -aún hoy- muchísimas de aquellas crónicas y reportajes son leídos sin que se note la erosión del tiempo, que por lo general consume el interés del texto periodístico”.

Los efectos de la luz y la oscuridad en la narración es uno de los recursos comunes en “Hacia la Guerra” –primera entrega de la serie de reportajes- y “La Consagración de la Primavera”. El paso por el pueblo costero de Venicacén –nombrado así en la ficción de la novela y que ocupa todo un sector de la misma- tiene su origen en el segundo reportaje “Aviones sobre Valencia”. “En la ciudad mártir” relata el viaje hacia Madrid y en “Madrid 1937” el cronista describe  su recorrido por la ciudad.

En 1978 se produce la esperada publicación de “La Consagración de la Primavera”, luego de 15 años de un profundo y agónico proceso de creación que culmina con una obra dedicada al tema de la Revolución, recurrente en su narrativa y presente obras como “El reino de este mundo”(1949),  “El acoso” (1956) y “El siglo de las luces” (1962).

Un paralizante desenvolvimiento cronológico determina históricamente la vida de  Enrique y Vera, personajes novelescos que sin ser protagonistas activos de los grandes acontecimientos  de los hechos están marcados por ellos,  y que demuestra la conexión entre periodismo, realidad histórica y literatura.

En el espacio histórico de la Guerra Civil española Carpentier ubica el inicio de la trama novelesca cuando se produce el encuentro entre el joven cubano y la bailarina rusa. En estos primeros pasajes hay una evidente relación textual con los reportajes de “España bajo las bombas”, aunque con una visión sesgada y distante de la guerra, que “sustituye la objetividad inocente de los reportajes de 1937 y por la lejanía analítica que se observa en la novela”.

Sin conocimientos teóricos y prácticos y con apenas 18 años, Carpentier había debutado como escritor y periodista. La capacidad de asociación, la elaboración estética y narrativa y la visión de cronista de la historia se desarrollaron en la obra periodística y literaria de Carpentier. “La Consagración de la Primavera” es un canto a la necesidad y la apoteosis de las revoluciones. En la voz de Vera, Carpentier marca “el signo ideológico y el propósito esencial de su agónica y última novela”.

Conferencia de Leonardo Padura (descargar audio)

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en Conferencias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s