WWW: La telaraña de Adonis

Aspiro algún día a ver una Cuba conectada, interactuando

Entrevista al periodista Adonis Subit Lamí

Por Yirenia Ferrer Ysern. Diplomante P. Digital

La petición de entrevistar a un periodista no fue precisamente música para mis oídos, pues conozco de esa fobia a caer en su propia trampa. Comprendí, entonces,  que iniciarme en el arte de las preguntas y respuestas no sería tarea fácil. Por ello el mundo se derrumbó.

Sin embargo, al comenzar el diálogo, respiré una alegría inmensa, el planeta volvió a su lugar y Adonis Subit Lamí    demostró que los retos se esperan con los brazos abiertos, pues como bien dijo casi al final de esta conversación: “el periodista no puede terminar el día sin haber tenido alguna contienda de palabras e ideas, de la cual, siempre se aprende”.

Espontaneidad y sinceridad coadyuvan cual fieles amigas de este reportero, quien atesora un enorme caudal de conocimientos para conversar durante 24 horas y más. Funge como Jefe de la Redacción Nacional de Internet de la Radio Cubana. Miembro, además, de la Cátedra de Nuevas Tecnologías del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

La conversación tuvo lugar en un cómodo sofá de la residencia del Instituto y giró en torno al Periodismo Digital e Internet. Si bien no fue la pelea del día para Adonis, constituyó una plática interesante y llena de reflexiones para quienes como yo, incursionan en el mundo del periodismo.

¿Considera que con el desarrollo del Periodismo Digital desaparecerán los medios tradicionales? ¿Por  qué?

Todo medio de comunicación tiene objetivos, públicos y características propias. Nadie va a sustituir a nadie. Quien desaparezca es porque no fue lo suficientemente capaz de adaptarse al nuevo contexto.

La radio no se puede parecer a la televisión. La televisión no puede leer notas de un periódico. Las redacciones tradicionales complementan sus productos comunicativos a partir de Internet y aprovechan la experiencia del usuario y los recursos interactivos, multimediales e hipertextuales para ganar en documentación y credibilidad.

Entonces, ¿cuál es su opinión respecto a una convergencia de redacciones?

El tema ha pasado por muchos matices. El principal móvil de quienes la han experimentado ha sido económico, aunque no digo que no los muevan intereses profesionales.  Hoy estoy a favor de esta tendencia; mañana, no sé. Cuando se hace un análisis general de lo que somos, hemos logrado y potencialmente podemos ser a corto plazo, la opción resulta positiva.

Existe un déficit de profesionales en el sector periodístico y en el del ciberespacio, aunque cada quien se prepara mediante cursos de superación en el manejo de la Web. No existe, por ejemplo, algo que pueda definirse como la Escuela Cubana de Internet, donde se formen quienes se desempeñan como webmasters, editores, etc., profesionales que cambian su rol con los nuevos tiempos.

La competencia exigida hoy al periodista no es la de hace diez años. El profesional de la prensa debe saber de pdfs , HTML y bases de datos, así como editar audio y video. Es un reto adaptarse a los requerimientos de Internet para influir en la opinión pública mundial.

¿Por qué la Comunicación Estratégica cobra una importancia ineludible en Internet?

En los medios digitales no puede utilizarse el mismo discurso de los medios tradicionales, porque así no llega a ningún público ni mueve ninguna opinión.

La estrategia de comunicación no es solamente hacer una buena campaña en un momento determinado. Consiste en mantener un flujo de trabajo los 365 días y a toda hora, desde la concepción del sitio web hasta el producto comunicativo final, y  donde convergen, además, los niveles de interactividad entre quienes transmiten los mensajes y los públicos.

Teniendo en cuenta su función en la Radio Cubana, ¿Cuál es su valoración sobre la presencia de este medio en la Web?

La radio llega al espacio virtual en el siglo XXI, pues desde 2001, las emisoras empezaron a volcar allí sus contenidos, aunque algunas ya tenían presencia desde años antes.  Era el medio que más podía hacer por la Internet en Cuba dadas las condiciones del ancho de banda del país. Constituía la media entre la prensa escrita, que solo tenía los formatos de texto, y la televisión, para la cual el ancho de banda era todavía insuficiente. En esta década, la inserción de la radio en el medio digital creó todos los estándares.

En la Web, las estaciones radiales deben expresarse con texto, audio, fotografía y video. La presencia de este medio en Internet resulta positiva, aunque se puede hacer mucho más. Conviene renovar su golpe comunicativo, estudiar los nuevos formatos y experimentar.

¿Qué importancia le confiere al Periodismo Digital en la difusión de la realidad cubana?

Los cubanos sabemos cual es nuestra realidad, pero donde se tergiversa no es en Cuba, sino en el exterior. Tenemos un modelo distinto, con miles de errores y también de aciertos.

Internet se convierte en ese reciente campo de batalla donde podemos defender nuestros proyectos contra quienes intentan calumniar una realidad, donde podemos decir exactamente nuestra visión, cómo somos, qué somos y por qué somos.

Con el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, la Web tiene un alcance tan global e incontrolable, donde tantas personas pueden consumir diferentes productos comunicativos, que si no damos nuestra opción, evidentemente todo lo que consumiremos será extranjero.

Hoy es Internet, mañana yo no sé lo que se inventará. Sea lo que sea, los cubanos estaremos presentes. Nunca escatimaremos espacio, tiempo, tecnología para usarlos en función de  la verdad.

Su video blog tiene un nombre bastante atrevido y a la par, interesante, por el cual, muchas veces,  se niega el acceso al mismo. ¿Por qué decidió llamarlo Contra Cuba?

Me agrada mucho responder esa pregunta una y otra vez. Precisamente para atraer a los dos públicos. No me interesa lo que piensen. Solamente importa mostrar la realidad. Lo que describo justamente viene con el nombre del sitio: todo lo hecho contra Cuba.

Quiero que las personas desde el nombre del video blog empiecen a mover sus pensamientos. A favor o en contra, me da igual. Cuando entren entonces verán el resultado.

Es una estrategia, porque si no engancho desde el nombre, me da la impresión que parecerá insulso y pobre en argumentos. Lamento que en ocasiones, sin ni siquiera visitarlo, bloqueen el sitio.

Numerosas personas consideran la conexión a Internet como un privilegio otorgado solamente a algunos sectores de nuestra sociedad. ¿Estamos preparados los cubanos para el mundo de la Web? ¿Cómo advierte  una futura conexión en el país?

Excusas, solo excusas. No me gusta llegar a lugares donde escucho: “Solo estos sectores tienen derecho a Internet”. El problema no es reconocer las dificultades para conectar a todos los ciudadanos, lo preocupante es la mentalidad de quienes toman las decisiones en algunos lugares. Esas expresiones me causan consternación.

No es un derecho de un sector o de otro. Es un derecho de todos. Sin embargo, cuando usted dispone de escasos recursos y tiene que repartirlos, debe establecer prioridades, como ocurre actualmente.

La Internet en Cuba es lenta, satelital y cara. Tenemos necesidades básicas que cubrir y por lo tanto, el Estado no puede dedicarle un espacio a ampliar Internet, mucho menos cuando está bloqueada para nosotros. No obstante, el país trabaja en función de la digitalización de la sociedad. Avanza a pasos no tan agigantados como se quisiera o necesita, pero son los que se pueden dar.

En cuanto a los permisos de acceso, no juzgo, solo trato de entender. Como mismo en un hogar los padres tienen el derecho de decidir qué pueden ver o no sus hijos, así mismo un Estado posee la potestad de proteger a sus ciudadanos y resolver qué puede ser nocivo o no, qué puede o no ver.

Si hay páginas bloqueadas, censuradas, porque el Estado así lo decidió, y no digo que esté o no de acuerdo, a favor o no, sencillamente entiendo por qué se hace. Yo haría lo mismo si fuera el padre.

Ahora, es necesario enseñar a convivir con los riesgos propios de Internet, para que un día, seamos capaces de discernir por nosotros mismos lo conveniente. El futuro de nuestra Internet también depende de cuánto preparemos a nuestros hijos, en materia tecnológica, ideológica, cultural y social para que sean ellos sus propios censores, porque también un día los hijos crecen, y para entonces sólo podemos confiar en los valores que fuimos capaces de enseñarles desde pequeños. Sabemos que no podemos sobreproteger toda la vida, aunque quisiéramos.

¿Cómo percibe el futuro del Periodismo Digital en Cuba?

Todo tiempo futuro tiene que ser mejor. Cuando una persona empieza a entender un proceso, se adentra y le pone corazón, sobre todo, si es materia nueva y te saca de la rutina en la cual llevas treinta años.

Es un mundo apasionante. Exige cultura y estudio. Internet agrupa todos los medios de comunicación. El periodista  que trabaja para Internet debe saber un poquito de prensa escrita, radio, televisión,  técnicas narrativas, propaganda, diseño, y a su vez, de la realidad circundante y la historia de los países. Cuando esto no funciona, las personas se desencantan, se van y perdemos público.

Tenemos el compromiso de defender nuestro espacio. Asumimos la responsabilidad de exponer una realidad y no a base de consignas. Mostrar la cara feliz de tu hijo lo dice todo; así como publicar una foto del malecón lleno de gente demuestra cómo vivimos.

El futuro del Periodismo Digital no radica solo en nuevas tecnologías, porque aún medimos el desarrollo por las cosas materiales: redes, computadoras de último modelo, software… Sin embargo, cuando logremos adelantarnos en materia intelectual, estaremos en la vanguardia de cualquier proceso.

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.