Irma Shelton: “mi profesión me llena espiritualmente”

Entrevista a la periodista Irma Shelton Tasé  del Sistema Informativo de la Televisión Cubana

Por Yurisander Guevara y Daneysi Granado. Diplomantes P. Digital

 Apareció la lluvia y con sus nubarrones presagió el fin de esta entrevista antes de ser iniciada. Estábamos convencidos que el vendaval no nos dejaría efectuarla.

Sin embargo, “contra viento y marea” llegó a la hora acordada Irma Shelton Tasé, periodista del Sistema Informativo dela Televisión Cubana y colaboradora dela Mesa Redonda. Luego de unos minutos para que se recuperase del fuerte aguacero que azotaba aún en las ventanas de la habitación donde nos encontramos, iniciamos el diálogo.

Sin dar muchos rodeos y con esa dulce voz que millones de cubanos hemos oído y visto en numerosas ocasiones, Irma nos confesó que arribó al periodismo muy tarde.

“Me licencié en Lengua Inglesa en el pedagógico de Santiago de Cuba y no fue hasta los 38 años que llegué al periodismo. Como profesora no duré mucho porque desarrollé una alergia al polvo de tiza y me dijeron que buscaba un plumón o me despedía del magisterio. Así, me entero de un curso de locución y lo pasé. Había estado como aficionada en programas y en ese momento ejercía el cargo de Secretaria dela UJCen la vocacional de Santiago, por lo que tenía cierto el vínculo con algunos medios. Fue desde Tele Turquino que me dijeron que me anotara en un curso de locución, y así entré a los medios una vez graduada.

“Llegué aLa Habanacon 35 años como locutora oficial, y trabajando en Radio Enciclopedia la directora se me acerca a decirme que había una convocatoria para aquellos egresados del nivel medio superior que quisieran optar por la carrera de periodismo. Me apunté, pasé el curso y en un año me hice periodista. A partir de ahí entré, con la ayuda de Irma Cáceres y Julio Acanda, en el Sistema Informativo dela TelevisiónCubana.Trabajaba además en televisión y radio como locutora, evaluada con nivel B. Aquí enLa Habaname evalúan una vez que me hice periodista y obtuve el nivel A”.

Para Irma es vital la locución para ejercer las funciones periodísticas en radio y televisión. “Es muy necesario que el que se interese por los medios radiales y televisivos tenga poder de comunicación a través de la palabra. Pasar un curso de locución ayuda mucho. No todos los periodistas de radio y televisión cumplen con los requisitos de tener una buena dicción. Poseen voces alineadas, que no convencen con lo que dicen, tienen seudo dislalias a la hora de pronunciar, y eso hay que erradicarlo. Tenemos todavía que limpiar mucho para hacer un periodismo radial y televisivo de excelencia”.

 — ¿Cómo valora el periodismo que se hace actualmente?

 —Es un periodismo valiente, que le sirve mucho a la obra social que se ha construido y que se está construyendo. Pero hace falta que se nos de el permiso para hacer críticas sociales. Se dice que sí se pueden hacer y cuando llegas a una escuela, un hospital, una panadería, te informan que no estás autorizada o no aparecen las personas que te den una respuesta. Eso es doble moral y hay que erradicarlo para poder salir adelante.

“La crítica social es muy necesaria, y un papel importante lo ejerce la prensa si se le dan las herramientas y la autoridad que necesita.

“Hay quienes con un plumazo han derrotado presidentes, han dado al traste con muchos negocios e incluso han derribado poderes. Esa prensa responde a los intereses de determinados gobiernos.

“Aquí hay otro tipo de prensa, que responde al gobierno revolucionario, pero debemos tener la autoridad para poder incursionar en eso. Y si se tiene miedo de cómo hacerlo, que indiquen cómo se puede hacer. Pero no se puede dejar de practicarlo.

“En la misma Mesa Redonda muchas personas nos piden que hablemos de nuestros problemas. Los temas internacionales que allí se tocan son muy importantes, pero vamos a limpiar primero nuestra casa para luego incursionar en lo otro, o hagamos las cosas a la par”.

 — ¿Cuáles son los retos del periodismo cubano ante el empuje de las nuevas tecnologías? ¿Lo está haciendo bien el periodismo cubano en el escenario de las Redes Sociales?

 —El gran reto es profesional. Primero se deben dominar esas nuevas tecnologías. Esos son los nuevos periodistas que hoy estudian la carrera y deben ser instruidos en estas prácticas. Y los que hoy están deben recibirlas, como hace por ejemplo el Instituto Internacional de Periodismo con sus variados cursos. Pero, por ejemplo, en el diplomado de Periodismo Digital, se debe insistir en el proceso de poner en práctica los conocimientos adquiridos. Si no son capaces de demostrarlo desde la práctica, entonces no deben graduarse. Todos los periodistas que estamos en este país podemos ayudar muchísimo incursionando en las Redes Sociales.

“La persona común lo que tiene es el acceso a Internet. El periodista maneja más información de la que tiene el ciudadano común, porque tiene acceso a fuentes más confiables y además maneja la información del ciudadano común. El reto del periodista es hacer su vida profesional a la altura del que hacen los ciudadanos”.

 —¿Podría el periodismo entrar en crisis ante el periodismo ciudadano?

—Las herramientas sobre cómo comunicar las tiene el periodista porque las recibe en su formación profesional. El de la calle no tiene esas herramientas, y si bien puede informar correctamente, nunca lo hará como un periodista. Pero cuidado, el periodista está en el deber de dominar la tecnología porque si no va a perder la batalla.

—¿Qué beneficios le ha aportado ejercer el periodismo?

 —Me satisface mucho el reconocimiento social que recibo. A veces piensas que no te ven o escuchan y luego te das cuenta que no es así pues te reconocen donde sea, aunque eso significa que pierdes la privacidad.

 —Su mayor satisfacción como periodista

 —Trabajo con personas que admiraba cuando ni remotamente pensaba ser periodista, y aún mantengo la misma admiración. Me refiero a Irma Cáceres, Amada Montano, etc. El periodismo siempre es algo de oficio, y hacerlo siempre te enriquece porque son piedras con las que vamos chocando y nos enseñan. Los periodistas sabemos de todo un poco y no llegamos a ser expertos en nada; y además podemos buscar información. Eso se nota en la obra de Martí, que incursionó en el periodismo y seguramente aprendió mucho, porque le gustaba mucho leer, una cualidad que debe tener todo periodista.

 —¿Otros consejos para ser un buen periodista?

 —No perder el contacto con el pueblo. Es muy importante saber lo que piensa.

 —¿Y al final del diplomado de periodismo digital se creó el blog?

 —No, nunca me lo exigieron, pero es necesario que todos nuestros periodistas se sumen a estas plataformas para que contrarresten las campañas de difamación que cada día se tejen contra Cuba.

 —¿Cuánto ha tenido que sacrificar por su carrera?

 —Haberme dedicado a la comunicación me ayudó a superar mi actitud introvertida. Afortunadamente mi único hijo, que hoy es ya un hombre, entendió que mamá no estuvo a tiempo para una comida o canceló un paseo porque tenía que trabajar. He tenido que entregarme en cuerpo y alma a mi vida profesional, he perdido mi privacidad, pero mi profesión me llena espiritualmente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s