Salir todos los días a conquistar al público. (Ill)

Por Irene Izquierdo y Yalenis Figueredo. Diplomantes P.Digital

 El mundo está cambiando;  Cuba   está cambiando o perfeccionando su modelo económico, en un esfuerzo que involucra a los dirigentes políticos, de la administración y al pueblo en su conjunto. Los periodistas, llamados a acompañar esta nueva batalla, decisiva para el futuro, saben la connotación de ser certeros en el ejercicio de la profesión y tener ojos avizores para advertir acerca de vicios y deformaciones que puedan tratar sobrevivir en las nuevas circunstancias.

I.I.-Y para poder alertar certeramente, sin superficialidades, ni compromisos que violen los principios éticos, ¿qué más deben hacer los periodistas hoy? ¿Considera usted que el personal periodístico tiene toda la preparación requerida?

A.M.-Este es un proceso de aprendizaje, en que los periodistas también estamos aprendiendo. Unos compañeros del sector, como cualquier otra especialidad, han asumido el reto y están dando un aporte significativo; a otros nos está costando trabajo, porque nos acostumbramos a un sistema, a un método, a un estilo de comunicación ya caduco. Lo que hay es que darse cuenta –cuando te decía lo del apagón- hasta dónde no me funciona. Por ejemplo, si hago estudios y veo que hay publicaciones dirigidas a determinados sectores a los que no les interesa, ¿para qué la tengo? No quiere decir que se empiece a hacer concesiones y se  llenen de banalidades los contenidos para lograr una comunicación. Hay que ser profesional.

“Es el gran reto que tenemos todos. Así que nadie se ruborice porque un medio de prensa, con el látigo y el cascabel- le haga el señalamiento oportuno para corregir una tendencia negativa que le puede causar daño a la sociedad y a su capacidad de rectificación.”

I.I.-¿Qué opinión le merecen esas personas que cuando se sienten criticados por la prensa es como si alguien quisiera demolerlos?

A.M.-A los cubanos no nos gusta la crítica. Tiene que haber una pautación, que no es únicamente de la prensa. Tiene que cambiar el Partido, tienen que cambiar las instituciones, tiene que cambiar la población y tenemos que cambiar los periodistas, por supuesto.  El cambio en las maneras de hacer,  el impacto que ejercen sobre la comunicación las nuevas tecnologías…

 “Lo más rico que tiene esto es que para todos se convierte en una obligación importante, si precisamos lograr la comunicación. La institución que está concibiendo algo que pueda ser de interés público, desde que lo está acordando como resolución tiene que saber que un factor insustituible en todo lo que vaya a hacer para convertirlo en realidad –a partir de ser una política del Estado- es la prensa.

“Es preciso hacer como el mago, que todos se pregunten de dónde sacó esa carta, y les guste. Esto no significa hacer magia, pero creo que esta imagen es valida, por devenir reto permanente a la creación. Es tanto lo que aún tenemos por hacer, sobre todo prepararnos siempre para explicarle a la población los asuntos bien complejos, de cambios para mejorar.

“La nación cubana está en una situación de crisis, una crisis que está siendo gobernada…”

I.I.-¿Gobernada? ¿En qué sentido?

A.M.-Cada vez que uno lee la nota de prensa de la reunión del Consejo de Ministros,  generalmente, coincide con el tema abordado y valora que el Gobierno se reúne para ocuparse de lo que le atañe. Esa es la primera lectura. Y para ocuparse de eso ha tomado estas medidas, y no admite ni el coqueteo, ni la indisciplina, ni el relajo, y es muy firme con el que tiene responsabilidades y misiones que cumplir. Entones uno dice: ‘le doy el crédito a este Gobierno; puede contar conmigo, yo me siento un actor y un partícipe de este proceso de cambios’.

“Pero eso también depende de conocer,  de cómo lo diga. Si usted mantiene eso en secreto y la gente no se entera de nada, cuando se pasa tres horas en una parada de ómnibus, se pregunta  ‘¿quién se ocupará un día del transporte?’. Sin embargo, cuando usted ve que hay 60  ómnibus de la terminal esta y 40 de la otra y llegaron las piezas del YUTONG…; en fin, que se reanima el transporte, sabe que eso forma parte de una política del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. Eso hay que saber cuándo y cómo se dice, además, hacerlo bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s