Narrativa hipermedial: del género tradicional a la gran cobertura del hecho

diplomado periodismo digital

Por: Dunia Chinea, Dineivys Perdomo, Yensy Rivera y Yoelvis Lázaro Moreno

Si bien el discurso periodístico en los entornos digitales mantiene algunas características similares a las de los ámbitos tradicionales, las dinámicas de trabajo y potencialidades expresivas de la web distinguen los modelos de expresión en el ciberespacio, al tratarse de una nueva narrativa que apuesta por un producto hipermedial, cuyo destinatario ha dejado de ser un sujeto acrítico y pasivo en el consumo de las propuestas, para convertirse en un ente activo y central del proceso de comunicación.

 Sobre estas y otras reflexiones orientadas a la búsqueda de un ejercicio profesional más completo en la red de redes, que trascienda por el uso de todos los recursos multimediales, en una imbricación coherente de los soportes de los que se sirve la web, versaron los encuentros de la cuarta semana del Diplomado de Comunicación Hipermedia, que se imparte en estos primeros meses del año en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

 La profesora Liliam Marrero Santana, de la Facultad de Comunicación (FCOM) de la Universidad de La Habana (UH), propició el debate en torno al controversial tema de los géneros periodísticos, área de inacabadas reflexiones y de un obligatorio repensamiento conceptual en el ámbito que nos ocupa. La aceleración del ciclo informativo y el cierre continuo cifra para los hacedores del mensaje periodístico virtual el desafío de circunscribir la estructura del mensaje al valor de los hechos y los contenidos, lo cual supone una constante transmutación y una innovación con respecto a las formas tradicionales.

Se asiste, pues, a un cambio en la gestión de los roles profesionales en función de una cobertura en tiempo real que no se detiene ni admite retrasos. Por tal razón, se viene produciendo un desplazamiento que ha llevado a  dejar a un lado la asunción rígida de los compontes formales de los géneros para enfocarse por completo hacia la construcción de una agenda sobre determinado tema, de modo que el mensaje se construye reticularmente, siguiendo este criterio.

Partiendo del carácter multimedial, interactivo e hipertextual del ciberperiodismo, en este ámbito se rompe la ontológica estructura de la secuencialidad y, de algún modo, hasta la jerarquía de contenidos en función de la síntesis, para dar paso a una elaboración más abierta, multiplataforma y diversificada, en la que es el propio usuario quien define la ruta del consumo.

En tal sentido, Marrero Santana destacó que la noticia en el ciberperiodismo no es una cápsula finita, sino que, en la mayoría de los casos, se constituye como un entramado de hipertextualidades dispuestas a la interacción.

Al tratar de enfocarse el análisis hacia una taxonomía de los géneros de acuerdo con la práctica de algunos cibermedios, se habló de la crónica hipermedia o crónica minuto a minuto; se aludió a los cibergéneros dialógicos, especialmente la entrevista o encuentro on line. Asimismo, se hizo alusión a los trabajos de opinión — artículo, comentario y columna. Y especial énfasis se puso en los géneros multimedia o de mayor realización.

Justamente, a estos modelos expresivos dedicó uno de los encuentros de la semana la profesora Leydis García Chico, también de la FCOM, quien resaltó que distinguir al reportaje multimedia de otros productos identificados como especiales o documentales multimedia resulta una tarea arriesgada, pues para algunos estudiosos y realizadores del periodismo digital, los llamados dossier, documentales multimedia o especiales bien pudieran valorarse como tipologías específicas de esta especie de reportaje, las cuales se agrupan -eventualmente- en una sección específica que incluye fotorreportajes, fragmentos de video, audio, infografías interactivas, reportajes y compendios de información.

Asimismo, la joven académica destacó los principales rasgos del guión multimedia, como una organización detallada de cada uno de los recursos de información que estructuran un producto comunicativo multimedial, en el que se integran diferentes recursos de información y posibilidades interactivas y documentales, en escenas relacionadas a partir de un sistema de navegación y referencias cruzadas.

Otra herramienta de gran valor para la construcción multimedial es la  infografía, a lo que se refirió la profesora Elaine Díaz Rodríguez, teniendo en cuenta la imbricación de este recurso con el periodismo de datos, el cual no es solo periodismo cuantitativo, sino periodismo que tiene como punto de partida la creación, gestión y análisis de bancos de datos, con la intención de contar una historia, algo que resulta esencial.

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en Diplomados, General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s