Manuel Martin Serrano, otra lección

serrano_insti2En la sede del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Manuel Martin Serrano conversó con profesores, estudiantes y periodistas sobre sus ideas acerca de la comunicación, su ontogénesis, el impacto de las TICs en los sistemas comunicacionales contemporáneos y las alternativas para una comunicación contrahegemónica en los escenarios dominados por los grandes medios de comunicación y las industrias culturales.

El autor de obras clásicas en el acervo comunicológico mundial como La mediación social y La producción social de comunicación comenzó por valorar hasta qué punto este segundo libro, donde desarrolla, desde una investigación empírica amplia su Teoría social de la comunicación, conserva actualidad, considerando que el escenario que sirvió de objeto de análisis fue la transición española de la dictadura franquista a la democracia sustentada en la monarquía parlamentaria.

Lo importante de este libro, dijo, que se sometió a distintas actualizaciones en sus sucesivas ediciones es tomarlo no como un libro útil para describir el franquismo o el postfranquismo, sino para hacer teoría acerca de la producción social de la comunicación.

“Hay algunas cosas que creo que se mantienen y que va a ser difícil que cambien. En primer lugar la vinculación entre las formas de comunición social y las formas de producción social. Una misma forma de producción económica puede utilizar unas formas diferentes de producir comunicación, y formas distintas de producir de comunicación se pueden encontrar en formaciones sociales diferentes”.

Por otra parte, agregó, desde La mediación… describimos el fin de los modelos comunicaciones correspondientes a las sociedades industriales.  “La forma en la que funciona un modelo de explotación de una economía industrial no es compatilbe con el nuevo modelo de comunicación. Por una parte una sociedad orientada al beneficio económico no puede dejar de aplicar las innovaciones tecnológicas, pero al mismo tiempo que las está aplicando está introduciendo criterios que la llevan al garete. La organización de la comunicación en la sociedad industrial es unidireccional: hay alguien que produce y otros que consumen y se controla sistemáticamente quién se comunica y a propósito de qué. Además hay una división funcional: unos producen y otros distribuyen. Con las TIC todo esto entra en crisis.”

Invitado de honor del ICOM 2013, Serrano otorgó en la tarde del 28 de noviembre la satisfacción de escucharlo, de ponerle un rostro amistoso a las miles de páginas que hemos leído, comprendido, parafraseado y multiplicado quienes investigamos temas de comunicación social en nuestro entorno universitario fuertemente influenciado por sus ideas.

serrano_conf

Durante su exposición regresaba una y otra vez al análisis del impacto de las TIC en el modelo comunicacional contemporáneo, para ratificar, de manera implícita su propia visión precoz, cuando en el año 1986, en la primera edición de La producción social, anunciaba: “Cuando la sociedad no puede zanjar sus contradicciones renunciando a cada uno de los factores que entran en conflicto, porque ambos son esenciales para perpetuación de la organización sociopolítica que las caracteriza, la respuesta al conflicto es una mediación, aunque el empeño pueda fracasar o generar nuevos problemas. Es ocioso pronosticar si el SISTEMA SOCIAL que tiene a su disposición una red de interaconexión universal para distribuir la comunicación index, puede o no usar de estas innovaciones controlando los efectos que comprometerían su reproducción. Para saberlo habrá que esperar a que concluya una experiencia histórica que solo ahora acaba de iniciarse. En cambio ya se pueden identificar cuáles van a ser las prácticas comunicativas, características de estas formas de producción de comunicación, que se van a ver comprometidas por la incorporación de nuevas tecnologías a la comunicación pública:

–en primer lugar va a hacer crisis el recurso a la división funcional entre agentes y comunicantes;

–en segundo lugar, va a perder su utilidad la producción de representaciones del entorno que disocian la visión de la realidad en mundos mutuamente clausurados.” (p. 97. Alianza, 1986)

Al preguntársele acerca de las posibilidades de conseguir una comunicación contracultural efectiva Martin Serrano dijo en voz baja: paciencia. Paciencia, recomendó, y luego cla-ri-dad (certeza y luz) para identificar con precisión el objetivo que buscamos en la comunicación contrahegemónica: identificar los intesticios, las líneas nuevas que se están abriendo con las TIC, los nuevos usos que no se pueden controlar tan fácilmente…

Así nos habló en el salón abarrotado de profesores, periodistas y estudiantes, en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Gentilmente, Manuel Martín Serrano nos regaló este diálogo más íntimo, más cercano y natural que el que la etiqueta académica generalmente exige, y nos volvió a aleccionar.

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en General, Noticia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s