Entrega la Upec Premio Nacional de Periodismo José Martí a Armando Hart

El destacado intelectual revolucionario Armando Hart recibe el Premio Nacional de Periodismo José Martí de manos de Antonio Moltó, presidente de la Upec (Foto: Yoandry Avila Guerra)

El destacado intelectual revolucionario Armando Hart recibe el Premio Nacional de Periodismo José Martí de manos de Antonio Moltó, presidente de la Upec (Foto: Yoandry Avila Guerra) El destacado intelectual revolucionario Armando Hart recibe el trofeo y diploma del Premio Nacional de Periodismo José Martí de manos de Antonio Moltó, presidente de la Upec, y de Bárbara Doval, vicepresidenta de la organización (Foto: Yoandry Avila Guerra)

El revolucionario, intelectual y político cubano Armando Hart Dávalos recibió este lunes el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida,  que otorga la Unión de Periodistas de Cuba.

El acto se efectuó en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución, como una de las actividades de la 26 Feria Internacional del Libro Cuba 2017, que este año está dedicada a su extensa obra autoral.

Al intelectual cubano lo acompañó Abel Prieto, ministro de Cultura; Joel Suárez, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido; Antonio Moltó, presidente de la Upec; Nereyda López Labrada, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura; Fernando González Llort, Héroe de la República de Cuba; además de varios premios nacionales de periodismo, periodistas y amigos de Hart.

Posterior a la entrega del premio fue presentado el libro Fe trazos en mi memoria desde la ética, de la doctora Eloísa M. Carreras Varona, publicado bajo el sello de la Editorial Pablo de la Torriente, de la Upec, donde se recopilan 90 textos escritos por Armando Hart desde 1952 a 2016.

El prólogo del libro es del Doctor Eduardo Torres Cuevas y epílogo de Fernando González Llort. Durante la presentación del texto,  González Llort refirió que el volumen le servirá de mucho a todo el que quiera saber sobre la historia de Cuba y en especial para los estudiantes, al estar escrito bajo “la visión ética martiana”.

Exposición fotográfica dedicada a la vida y obra de Hart (Foto: YAG)

Exposición fotográfica “Hart, pasión por Cuba” dedicada a la vida y obra del destacado intelectual y político cubano, quien fuera ministro de Educación y de Cultura (Foto: YAG)

Por su parte la autora refirió que este es el noveno tomo, de los 24 que se publican en esta Feria, para recopilar la obra intelectual de Hart. Son trabajos marcados por el signo de la ética,  donde Hart plasmó sus ideas y criterios sobre personajes de la historia nacional y latinoamericana, aseguró Carreras Varona.

Al concluir la presentación del libro se inauguró la exposición fotográfica “Hart, pasión por Cuba”, con curaduría del realizador Roberto Chile, y de varios fotógrafos cubanos, donde se muestran diferentes momentos de la vida del revolucionario y dirigente, desde su juventud hasta la actualidad.

DICTAMEN DEL JURADO DEL PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO “JOSE MARTÍ”

(leído por su Presidenta, Juana Carrasco Martín, en el acto de entregadel Premio, efectuado el lunes 13 de febrero de 2017, en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución, de La Habana).

Estimados invitados,

Queridos colegas,

Bella mañana para todos y todas junto al Maestro, en su Memorial en la Plaza de la Revolución, cuando los periodistas cubanos, estamos aquí para honrarnos.

Acompañamos a un hombre de fervorosa vocación y convicción martiana y fidelista, que se ha confesado de esta manera «He hablado y escrito para defender a mi Patria». Estamos en presencia de un político humanista y ético, un intelectual irreductible que ha puesto a la cultura en el cimiento de la orientación cubanísima y el equilibrio universal.

Un ser que prestigia y merece de manera excepcional el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida.

Así lo ha decidido el Jurado que lo otorga, en esta ocasión de manera muy especial, tal y como lo hicimos en su momento, en 2008, con nuestros Comandantes Fidel y Chávez.

Respondemos también en esta ocasión a la propuesta de la Presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba, que lo ha hecho desde el criterio acertado de celebrar una extensa y educadora obra publicada en los medios nacionales y en diarios y revistas de otros países, propiciadora de un permanente diálogo de generaciones y de un periodismo útil y responsable con la sociedad y el mundo.

El vistazo nada al vuelo de su literatura periodística, abarcadora de la sustancia política, social y filosófica del pensamiento revolucionario raigal de nuestra nación, nos permite encontrar las razones más que suficientes para este reconocimiento a quien escribe, orienta y trabaja por el bien común.

Se le otorga a quien, luego de una destacada participación en la lucha contra la dictadura batistiana, el pueblo lo vio emerger en 1959, con su entonces imagen de adolescente, como el Ministro de Educación primigenio de una nueva era en Cuba, y como protagonista y responsable directo de la ejecución de una idea genial de Fidel, la Campaña de Alfabetización, sin duda la piedra fundacional de esta Revolución que perdura, porque con ese saber de las letras nos hizo verdaderamente libres, agradecidos y comprometidos.

Rememoraba una integrante de este Jurado que, bajo su mandato en el magisterio, y con su presencia, en 1965 abrió sus puertas la primera Escuela de Periodismo de nivel superior en la Universidad de La Habana, para formar a los hacedores de una prensa diferente, la alternativa y disidente frente a la corriente mediática hegemónica del capitalismo mundial.

Durante la etapa en que formó parte de la máxima dirección del Partido Comunista de Cuba, lo veíamos en las madrugadas del periódico Granma —al que había aportado desde su fundación varias decenas de jóvenes provenientes de las escuelas del Partido y de las Humanidades de la Universidad de La Habana para reforzar un ejército de unidad en el periodismo nuevo— o en el vespertino Juventud Rebelde recién nacido con la misma intención, por mencionar apenas dos de sus estrechos vínculos con el periodismo, y en ellos debatiendo de cultura y prensa, llevando claridad y orientación mediante la discusión franca, abierta y enriquecedora.

Todavía están sobre la mesa algunas de las líneas que formuló durante el III Congreso de la Upec en su discurso de clausura,  donde insistió: “Debemos alentar, de una parte, el espíritu crítico y autocrítico, como un arma poderosa para vencer dificultades y descubrir soluciones. Debemos, asimismo, alentar la cooperación social como la única vía posible de abordar los problemas de la edificación material y técnica del socialismo.

No habrá periodismo completo si no fortalecemos, como un principio y una práctica diaria, el deber del periodista de buscar la información. Es importante que esto se comprenda, tanto por los periodistas como por los que tienen responsabilidad en las fuentes de noticias.

La decisión de informar los sucesos es función que corresponde, no a las fuentes de noticia sino a la dirección del órgano de prensa.

El análisis y la crítica son para el periodismo revolucionario uno de sus más importantes instrumentos de trabajo. Es preciso emplearlos.”

No dudamos de la vigencia de estas ideas.

En cuanto a sus comentarios, artículos y ensayos periodísticos, su estudio y saber profundos han desmenuzado, y lo continúan haciendo, las honduras del pensamiento cubano y sus vínculos universales para mostrárnoslo sin ataduras rebuscadas e incomprensibles al lector, porque sus explicaciones filosóficas vienen del hacer de la vida misma.

Lo citamos como ejemplo de ese oficio de magisterio del que escribe —ha afirmado—, “Para defender los intereses de las masas trabajadoras y explotadas, que son los de la humanidad, y enfrentar los elementos del desorden que el sistema social imperialista está generando, debemos exaltar la historia de la cultura humana desde la más remota antigüedad hasta este nuevo milenio sin traumas ni “ismos” ideologizantes que desde el mítico Prometeo encadenado vienen imponiéndoles freno de forma dramáticamente recurrente a la imaginación, la inteligencia, la ternura y al espíritu solidario y asociativo que se halla potencialmente vivo en la conciencia y naturaleza humana».

Hace unos años, el querido y recordado Juan Marrero, cuando en representación de la Upec le entregaba a nuestro homenajeado de hoy el Premio a la Dignidad, decía “Saldamos una deuda pendiente con quien, desde muy joven, se preocupó por el desarrollo de la prensa revolucionaria y ejerció, cuando pudo, de manera extraordinaria su función de periodista desde el corazón”. Hoy nos regocija pagar otra deuda con quien, además, se ocupó muy de cerca de la prensa  revolucionaria cubana.

Acotamos que el Premio a la Dignidad se otorga con carácter excepcional desde 2004, a los profesionales de la prensa que se han convertido en paradigmas, con su acción heroica o una trayectoria de vida extraordinaria al servicio del periodismo y de la Patria.

Ambos requerimientos han sido cumplidos con creces y en aquella ocasión del año 2010, en sus palabras de agradecimiento nos pidió a todos los profesionales de la información, continuar en un diálogo profundo con la obra del Apóstol cubano, a través de los clubes martianos que debían funcionar en cada órgano de prensa en la Isla. Le decimos hoy que puede estar seguro que el espíritu y el hacer martiano nos siguen guiando.

Auspiciador del diálogo culto, sensato, extenso, mesurado, seguro, firme y flexible a la vez, así fue también como Ministro de Cultura, cuando se trataba de cambiar las reglas del juego, descrita en aquella antológica entrevista que le hiciera Luis Báez.

Sin embargo siempre ha dejado claro que «en la América bolivariana y martiana no hay diálogo posible con el pensamiento anexionista y con quienes quieren entregar nuestros países a los brazos de la ideología de pretensiones hegemónicas presente en los círculos gobernantes del imperialismo yanqui. Nuestra identidad, nuestra cultura y, por tanto, nuestra democracia, se mueven en el espectro amplísimo del antimperialismo, tienen vocación de servicio universal».

Esa cita de uno de sus artículos es imprescindible en las actuales circunstancias de la América Nuestra —la Latinoamericana y Caribeña— en la que Cuba se inserta unitaria e integradora, también antimperialista y con sed de justicia social para todos.

Entonces,  ahora, más que nunca en su quehacer y creación periodística, utilizando sus propias  palabras, ahí donde nacen la ética y la necesidad de ejercer la  facultad de asociarse que Martí sitúa como «el secreto de lo humano»,  este periodista que encomiamos, contribuye como pocos al ejercicio de la reflexión creadora.

Con este Premio con que le reconocemos, por su prestigio y meritoria labor de aporte al periodismo cubano, Armando Hart Dávalos está “Junto a Martí, por el bien de la humanidad” —como tituló uno de sus incontables artículos—, y con esa pasión por Cuba que llena como a  pocos su físico y su espíritu.

Honrándonos con el mejoramiento del periodismo cubano, hacemos honor al soldado de las ideas de Martí y de Fidel, y sepa que estará acompañado siempre por esta tropa de la prensa cubana, consciente de que transitamos una vez más por una crucial etapa de lucha ideológica en la que usted es paradigma del patriotismo virtuoso y fundador que nos sirve de lanza y escudo.

Lo seguiremos con el llamado que nos hizo un día a ejercer el periodismo con mayor inteligencia y cultura, mayor profesionalismo y sagacidad.

Gracias, maestro.

Le decimos y firmamos, a los 13 días del mes de febrero de 2017, los integrantes del Jurado del Premio Nacional de Periodismo José Martí.

 

Juana R. Carrasco Martin, como Presidenta, Antonio Moltó Martorell, José Alejandro Rodríguez, Irma Cáceres, Gladys Egües, Ariel Terrero, José Aurelio Paz, Miosotis Fabelo, Elson Concepción, Gladys Rubio, Ismary Barcia, Julio Acanda, Juan Ayús, Ricardo López Hevia y Dalia Reyes y Enrique Ojito.
(Tomado del sitio http://www.cubaperiodistas.cu/)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s