Síntesis biográfica de Félix Elmusa en libro de Luis Hernández Serrano

La Unión de Periodista de Cuba celebra el centenario del natalicio de Félix Elmusa Agaísse, periodista revolucionario y expedicionario del  desembarco del yate Granma, cuya vida y obra es investigada por el colega Luis Hernández Serrano, autor de  El quinto expedicionario, libro que tengo el placer de versionar para Cubaperiodistas.

Comienzo por el error en el apellido Elmusa escrito por lo general con z y no con s, como aparecía en la más alta condecoración conferida por la UPEC,  la Félix Elmuza, hasta que Hernández Serrano esclarece el asunto al entrevistar a la única hermana del mártir, Cira, y a la sobrina, Martha, quienes además de los testimonios le mostraron documentos y fotos.

Al respecto Cira explicó que su padre Esaad Elmusa El Dazabe, no sabía leer ni escribir, cuando oculto en un barco viajó a Cuba, procedente  de la tierra natal, Palestina.  Es probable –advirtió- que su nombre fuese escrito como es usual en árabe Esaad El Musa El Dzabe, no obstante en tierra cubana se hizo llamar Félix, igual a como nombró a mi hermano.

Y, añadió: “Mi padre nació en Palestina, aunque era hijo de sirios, de Elmusa y de Efaye. Siempre hablaba con mucho énfasis de su origen árabe y con orgullo decía: Yo nací en 1882 en Nazaret. Yo soy de la tierra de Jesucristo, de la Tierra Santa, yo soy palestino, de la cuna de las religiones.

“Mi papá en verdad no sabía cómo se escribía su nombre (…) no podía especificar la ortografía de esas palabras, ni siquiera en su propio idioma.  Imagínese usted el escribano que le tocaba en los trámites.  Se rompería la cabeza y lo pondría como mejor le venía en ganas. De ahí la confusión o la duda surgida al correr de los años, por ejemplo si Elmusa es con s o con z.”

Recuerda la hermana de Félix que de niños los dos firmaban con la palabra Musa, hasta que un día llegó de Palestina un papel que decía Elmusa y, a partir de entonces, ellos comenzaron a firmar completo y con s el apellido, o sea: Elmusa. La madre, Lucía Otilia, nacida en La Habana, era hija de padre con origen germano y madre cubana.

En 1916 Félix y Lucía Otilia se casaron, al año siguiente, 24 de noviembre de 1917, nació en Buenavista el hijo varón, Félix, cariñosamente llamado por la familia Felito, así como El Morito por los muchachos del barrio y la escuela.

Félix Elmusa Agaísse creció en un ambiente de pobreza, aunque nunca anduvo sin zapatos y ropas rotas, ni le faltaron los alimentos básicos. Era alegre; gustaba de hacer bromas y por el carácter amable, solidario y jovial nunca le faltaron los amigos, quienes lo admiraron como líder en los juegos, especialmente en la pelota  Además, sobresalió como estudiante y comprometido con el pensamiento de José Martí.

Adolescente, Felito construía papalotes y los vendía  para aportar a la economía del hogar. También trabajó en una bodega y fue la mano derecha del padre en un pequeño puesto de vianda. A los 17 años se graduó de tenedor de libros y después obtuvo el título de contador, pero no pudo ejercer la profesión y fue entonces cuando comenzó el quehacer periodístico en el semanario marianense El sol, donde  publicaba con cierto destaque su amigo Juan Manuel Márquez, también futuro expedicionario del Granma

A propósito de la firma de Elmusa como periodista, Hernández Serrano nos afirma en su libro: “Desde sus primeros trabajos periodísticos escribe su apellido con s y no con z.  Así lo hace en todos sus trabajos publicados en La Discusión durante 1936, 1938 y 1939.”

Para Félix el periódico El sol significó una gran escuela noticiosa y política, donde compartió con colegas de ideas muy avanzadas y críticos de las penurias sufridas por el pueblo bajo el régimen de Machado. Junto con Juan Manuel Márquez y otros jóvenes, participó de actividades antimachadista, huelgas y numerosos mítines, mientras sus escritos periodísticos se hallaban entre los más leídos de El Sol.

En otros espacios continuaremos la versión al libro El quinto expedicionario, libro en el cual su autor, Luis Hernández Serrano, devela con exquisita sensibilidad la vida y obra de Félix Elmusa Agaísse.

Por: Ángela Oramas Camero

Anuncios

Acerca de Departamento de Comunicación

Centro docente para la capacitación y superación de los periodistas de Cuba y América Latina
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s